Saltar al contenido

Cuál es el orden de PRIORIDAD en tu Prespuesto Personal

Cuando estás seleccionando las categorías que forman parte de tu presupuesto personal en este en 2019, puedes bloquearte, si no tienes claro que va antes de que. Conoce desde YA cuales son las categorías más importantes, que deben formar parte de tu presupuesto. ¡Descúbrelas!

prioridades presupuesto personal

① Págate a ti PRIMERO

Ten claro que si tienes ingresos debes asegurar tu futuro y el de los tuyos. Hoy puedes encontrarte en perfecto estado, pero una enfermedad, accidente o situación familiar puede poner a prueba tu estado financiero.

En caso de ir todo perfectamente, llegarás a la vejez, y dependiendo del tipo de trabajo que realices, podrás alargarlo más allá de los 60 años, pero habrá otros en los que por temas físicos no.

Debes estar preparado para afrontar este tipo de situaciones, y para ello debes contar con un colchón de tranquilidad, para que en caso que lo necesites, puedas utilizarlo.

Es por ello que por cada ingreso que tengas trata de ahorrar el primer porcentaje de este dinero, exclusivamente para ti. ¿A caso hay algo más importante en tu vida que tu bienestar y el de tus seres queridos?

② Paga las deudas personales de crédito

Hay deuda buena y deuda mala, pero los créditos personales de tipo de interés alto, así como las tarjetas de crédito pueden ser el camino perfecto si son mal utilizados, a tu desastre presupuestario, por lo que por lo general serán deuda mala.

Sus tipos de interés son más elevados que los normales, y si se empiezan a utilizar de manera alocada y a acumular intereses, te pueden llevar a una situación financiera catastrófica.

Puedes comprarlos con un cuchillo si quieres, en buenas manos pueden ser una herramienta excelente, pero en malas, pueden provocar desastres.

Si ya tienes deudas de este tipo tarjetas o prestamos personales de tipo de interés elevado, destina tu ahorro de págate a ti primero, para deshacerte cuanto antes de ella. En caso de necesidad siempre podrías volver a ella, aunque no es lo aconsejable.

③ Crea tu Colchón de Tranquilidad

Si no tienes deudas personales de crédito o te has deshecho de ellas, ¡enhorabuena!, estás en condiciones de empezar a crear tu tranquilidad futura mediante un ahorro destinado para ti.

Con este fondo podrás cubrir imprevistos importantes en tu vida o cubrir tu futura vejez, si no tienes otras fuentes de ingresos.

Este colchón de tranquilidad esta destinado para no tocarlo nunca. Piensa que si todo va bien no te hará falta nunca, pero te dará la seguridad necesaria para afrontar cualquier decisión en tu vida sin miedo a la incertidumbre. Te permitirá ser más libre.

Hay muchas teorías de cuánto ahorro debes almacenar en él, 3 meses de nóminas, 12 meses. Yo coincido con los que dicen que dos años es perfecto, porque vas a contar con el margen de tiempo necesario, para solucionar cualquier imprevisto.

④ Preparate para los Gastos Inesperados

Si hay algo que no te van a faltar son los gastos inesperados. Una avería en tu vehículo, una gotera, un electrodoméstico estropeado…, es inevitable.

Estos sucesos no se pueden controlar, pero sí planificar. Las emergencias reales se contemplan en el colchón de tranquilidad, pero los gastos inesperados requieren de otra partida para hacer frente a ellos.

Este fondo de mantenimiento, será el que utilizarás cuando de repente y sin esperarlo la sorpresa salte. Si tienes este fondo en tu presupuesto personal este no se irá al garete, sino que podrá enfrentarse a ello sin despeinarse.

En este mismo fondo, mucha gente engloba la compra de un futuro coche o casa, pero hay que recordar que el alquiler y renting también pueden ser opciones a tener en cuenta.

⑤ Encuentra nuevos Objetivos Personales Financieros

Si has llegado aquí es porque tu presupuesto personal financiero es una herramienta que te esta rindiendo al 100%. Ha llegado el momento de soñar a lo grande.

Haz una lluvia de ideas y obtén nuevas ideas motivantes, para las cuales tengas que conseguir los suficientes recursos económicos de los que ahora no dispones.

Plasma las que más te seduzcan en tu presupuesto y ¡manos a la obra! Recuerda que si tu flujo de ingresos no es suficiente para estos nuevos objetivos, plantéate el obtener nuevos activos financieros que te ayuden a llegar a ellos.

¿Qué orden de prioridad establezco en mi presupuesto?

① Págate a ti PRIMERO
② Paga las deudas personales de crédito
③ Crea tu Colchón de Tranquilidad
④ Preparate para los Gastos Inesperados
⑤ Encuentra nuevos Objetivos Personales Financieros