Saltar al contenido

Claves para que tu Presupuesto sea más FÁCIL de llevar

En ocasiones es fácil venirte abajo al ver, la montaña que se te presenta a la hora de afrontar, la realización y ejecución de un presupuesto personal. ¡Minimízalo al máximo teniendo presente estas simples claves!

① Ten claros los motivos por los que quieres presupuestar

Realizar un presupuesto por tenerlo, no tiene sentido. Un presupuesto es un compromiso contigo mismo, en el cuál te comprometes ha realizar unas acciones, para conseguir metas mayores.

Es por ello que si estas metas mayores o mejor llamados sueños no están, lo suficientemente claros o no son lo suficientemente motivantes, a las primeras de cambio, no te costará nada, dejar de utilizar tu presupuesto.

Y es que, un sacrificio sin tener una fuerza mayor que te empuje a hacerlo, no es posible. Busca un para qué, un sueño realmente ilusionante, que te ayude a enfocarte en conseguir eso, que tanto anhelas.

② Márcate sueños realistas

De nada sirve marcarte sueños ilusionantes, si no son para nada conseguibles. Si ganas cien, por ejemplo, no te marques el sueño de conseguir un millón en un mes.

Salvo cosa excepcional, no lo cumplirás, aumentando así tu frustración por no hacerlo. Piensa un sueño que se pueda hacer a base de pequeñas piezas a tu alcance. Que sea grande, pero no desorbitado.

El ser consciente de que puedes alcanzarlo, te motivará a continuar día tras día luchando por conseguirlo, y no dudes que con esta mentalidad, lo conseguirás.

③ Prioriza la importancia de tus objetivos presupuestarios

No todos los objetivos que te marques, son igual de importantes para conseguir tus sueños. Está en tus manos priorizar los objetivos, que más te acercan a tus sueños más ilusionantes.

Así pues, enfócate en un único objetivo prioritario a la vez, y ve a por él con determinación. Luego al terminarlo sigue, con el siguiente. En caso de que tengas dos objetivos igual de importantes, no pasa absolutamente nada, trata de llevarlos al mismo tiempo. Ten presente que tú te conoces mejor que nadie.

Como imagino, te habrás dado cuenta, que debes de con una lista de objetivos para conseguir tus sueños. Una vez confeccionada deberás analizar y priorizar estos objetivos, para por último, trazar un camino con metas, para que te ayuden a llegar a esos sueños ilusionantes.

④ Márcate límites de tiempo en tus objetivos presupuestarios

El sesgo de escasez nos ayuda a los seres humanos a tomar acción. Es por ello que si no quieres postergar la ejecución de tu presupuesto, y quieres tener un mayor “engagement” con su realización, el marcarte plazos lo potenciará.

Además de ello, una proyección a futuro provocará que avances pensando en lo maravillosa que será tu situación, en un tiempo determinado. Todo ello provocará que realices tus acciones presupuestarías, de una forma más fácil, clara y sencilla.

⑤ Identifica y trabaja tus áreas débiles

Todos tenemos partidas en las cuales tenemos mayor debilidad, y no podemos evitar dejar de gastar. Compras impulsivas, ropa, comidas fuera de casa, son algunas de categorías con las que más nos cuesta lidiar.

No cortes de raíz su existencia, si te gustan ¡realízalas! más y cuando te parecen divertidas y te encantan. El truco está en realizarlas de forma responsable.

¿Cómo lo hago? Bien sencillo, ponlas en tu presupuesto con una partida presupuestaría acorde a tus recursos, y una vez hecho esto realiza un brainstorming o lluvia de ideas, para mejorar la forma de su realización o modificación de tus hábitos respecto a ellas.

El equilibrio es vital, para que cualquier cosa se pueda llevar a cabo en tu vida de forma fácil, y debes encontrarlo.


presupuesto personal finanzas facil
¿Cómo puedo llevar un presupuesto de forma más fácil?

① Ten claros los motivos por los que quieres presupuestar
② Márcate sueños realistas
③ Prioriza la importancia de tus objetivos presupuestarios
④ Márcate límites de tiempo en tus objetivos presupuestarios
⑤ Identifica y trabaja tus áreas débiles