Saltar al contenido

Cómo GESTIONAR tu deuda, el tamaño no importa

Tengas mucha o poca deuda, es conveniente que la sepas administrar, para que en ningún momento se te pueda descontrolar. Asegúrate de que todo esta bajo control siguiendo los siguientes pasos.

gestionar deuda

① Conoce a tus deudores y cuánto les debes

Para poder administrar debes saber el qué, es por ello que vas a necesitar una lista de tus deudas.

Anótalas todas en el mismo lugar e incluye en este listado el deudor, el total de la deuda, el capital pendiente, la cuota mínima periódica y la fecha de vencimiento.

Esta lista no es para crearla y olvidarse de ella. Periódicamente debes consultarla y actualizar sus datos para ser consciente de tu realidad, y no contarte mentiras.

② Ten disciplina en tus pagos

Una deuda es una obligación con un tercero, y este espera de ti seriedad a la hora del retorno de la deuda. En caso contrario, tendrás penalizaciones, y deberás pagar intereses y recargos, con lo cuál la deuda se incrementará.

Evítalo creando recordatorios en papel, móvil o calendario y programándolos para que se muestren unos días antes. Reserva el pago de las cuotas mínimas, nada más tengas tus ingresos, de este modo no pagarás de más.

③ Crea un calendario de pagos

En la medida de lo posible, trata de agrupar el pago de tus deudas en unas fechas concretas, para tenerlas controladas. De este modo el crear recordatorios te será mucho más fácil.

Ademas si el pago de estas deudas es periódico, podrás aprovecharlo de periodo en periodo, adaptándolo si hay algún pago extra. El objetivo es que nada se escape de tu control.

④ Paga como mínimo la cuota mínima

Si tu situación financiera es asfixiante, como mínimo realiza el pago de la cuota mínima de tus deudas. Lo importante es avanzar y evitar incrementar la deuda.

Cuando dispongas de más recursos económicos, ya acelerarás el proceso.

⑤ Elige que deuda vas a empezar a pagar primero

Existen diversas formas de ordenar tu deuda, por importe, por intereses, por capital pendiente… pero lo importante es que elijas la que elijas te comprometas a pagarla sí o sí.

Es por ello que no creo que haya un método mejor que otro, si no que eres tú quién lo hace bueno o malo, dependiendo se se acopla a tu estilo de vida.

⑥ No generes deuda para pagar deuda

Es fácil y tentador el utilizar la deuda que tenemos a nuestro alcance, para pagar deuda que ya tenemos generada, pensando que ya la pagaremos más adelante.

Esto es un grave error, pues generaremos más intereses, y aumentaremos la posibilidad de bancarrota al no poder acudir a todos los pagos de deuda que tendremos.

⑦ Crea tu colchón de tranquilidad

Siempre y cuando tu economía personal te lo permita, créate fondo de emergencia para cubrir posibles imprevistos realmente importantes.

Si estás muy endeudado, no vas a conseguir financiación, y si necesitas el dinero por un tema de salud u otro problema de gravedad, no vas a poder recibir el apoyo económico que necesitarás.

Es por ello que nada más tengas ocasión, generes este colchón de seguridad, para que tu vida y tus necesidades, estén realmente protegidas.

⑧ Crea tu presupuesto personal

El presupuesto personal, es una hoja de ruta que te llevará a tus objetivos financieros. Con él vas a poder marcar el camino para salir de deudas y de conseguir es paz financiera que tanto deseas.

Dedica el tiempo necesario a su creación, y aprovéchate de sus enormes beneficios el el terreno de las finanzas personales.

⑨ Solicita ayuda en caso necesario

No tengas repara en solicitar ayuda profesional, en caso de que el volumen de tu deuda, se haya vuelto asfixiante y te supere.

En ocasiones profesionales que ya han lidiado en casos similares al tuyo, pueden darle un enfoque o punto de vista, que tú debido a tu situación no eres capaz de ver.

Recibir ayuda no es algo denigrante, es algo inteligente, ya que ¿acaso no lo es aprovecharte de todas las herramientas, qué tienes a tu alcance, para realizar un trabajo determinado?

¿Cómo puedo gestionar mi deuda?

① Conoce a tus deudores y cuánto les debes
② Ten disciplina en tus pagos
③ Crea un calendario de pagos
④ Paga como mínimo la cuota mínima
⑤ Elige que deuda vas a empezar a pagar primero
⑥ No generes deuda para pagar deuda
⑦ Crea tu colchón de tranquilidad
⑧ Crea tu presupuesto personal
⑨ Solicita ayuda en caso necesario

Configuración