Saltar al contenido

ERRORES más comunes, que puedes cometer en tu Ahorro

El camino hacia el ahorro esta repleto de obstáculos que deberás sortear, si quieres llegar a cumplir tus objetivos financieros. Es por ello que te voy a presentar los errores más comunes en el camino al ahorro, para que puedas combatirlos con éxito, y avanzar imparable hacia tus metas.

errores ahorro

① No pagarte a ti primero

No esperes a que sea final de mes, para apartar el dinero que sobra para el ahorro. En muchas ocasiones te habrás dado cuenta que esto no funciona, ya que no suele sobrar nada. Aparta nada más empezar el mes, tu dinero para el ahorro.

Ten presente, que siempre surgen gastos a los que hacer frente, y sino has apartado tu ahorro de tu cuenta de gastos, lo más probable, es que acabes utilizándolos, para hacer frente a los mismos.

② No tener un propósito o meta por la que ahorrar

Somos animales pasionales y racionales, nos movemos por sentimientos y razonamiento. Es por ello que para que avances hacia una meta, debes tener claro y sentir que lo haces por un motivo y para hacerte sentir mejor contigo mismo.

Si careces de estos sentimientos y esta motivación, encotrarás cualquier motivo válido por el cuál gastar lo ya ahorrado, o no ahorrar. Es por ello que esta motivación de ahorro debe existir siempre, para no desviarte de tu camino.

③ No tener fijadas que cantidades queremos ahorrar

Si tienes claro el porque quieres ahorrar, pero no lo que tienes que ahorrar, no vas a ser capaz de trazar el plan que necesitas, para poder conseguir tu objetivo.

El no contar con un plan para ahorrar, puede que te provoque un exceso de ahorro, por lo que aborrecerás hacerlo y lo dejarás, o que no llegues nunca a tu objetivo, por no ahorrar lo suficiente. Párate un poco de tiempo a diseñar que necesitas para alcanzar tu meta.

④ Pensar en corto plazo en vez de a largo plazo

Debido a la sociedad en la que vivimos, es fácil perderse en cantidad de estímulos de gastos que recibes a diario. Normalmente todo lo realmente bueno, suele tardar un poquito más, pero lo solemos sacrificar por un pequeño momento de placer en el presente.

No pienses en ahorrar como una carga diaria, sino como la manera de conseguir tus sueños más rápidamente. Un viaje, tu casa o tu propio negocio sin empeñarte, ¡¿a qué estas esperando?!

⑤ No separar tus ahorros de tu cuenta de gastos

De igual forma que no mezclas la ropa sucia con la limpia, debes separar tus ahorros de tu cuenta de gastos, porque tiene destinos totalmente distintos.

La mezcla de tus ahorros con tus gastos, hará que en muchas ocasiones cojas este dinero para usos totalmente contrarios, al objetivo por el cuál lo ahorraste. Además alejando la tentación es más fácil no caer en ella.

⑥ No contar con un sistema de ahorro

El no contar con una forma sistemática, fácil y práctica de ahorro, te puede llevar a dejarte llevar fácilmente por tus impulsos, ya que vives en un mundo repleto de oportunidades para gastar. Fija el hábito de ahorrar, como algo cotidiano en tu vida.

Si no creas el hábito de ahorrar, es fácil que tu fuerza de voluntad al final decaiga, y te dejes llevar por la primera oportunidad de conseguir algo que te haga mucha ilusión. Ten presente que cuanto más hayas ahorrado y esforzado, más difícil te puede resultar no gastar, sino tienes interiorizado este hábito.

⑦ No ser realista

Cuando empezamos cualquier actividad que nos motiva, nos dejamos llevar por la emoción, y nos marcamos metas demasiado altas. Trata de ser realista, marcate objetivos fáciles y simples de conseguir, para mantenerte enganchado y focalizado en la consecución de la siguiente meta.

La acumulación de pequeños logros, te llevará a coger una dinámica positiva en lo que respecta a las finanzas personales, y como sabes el largo plazo es tu aliado, así que súbete a este caballo ganador.

¿Cuáles son los errores en el ahorro?

① No pagarte a ti primero
② No tener un propósito o meta por la que ahorrar
③ No tener fijadas que cantidades queremos ahorrar
④ Pensar en corto plazo en vez de a largo plazo
⑤ No separar tus ahorros de tu cuenta de gastos
⑥ No contar con un sistema de ahorro
⑦ No ser realista