Saltar al contenido

ELIMINAR los malos hábitos que te llevan a endeudarte

Tus hábitos tienen una enorme repercusión en tu vida. Si son malos la tornarán más apagada, si son buenos la potenciarán. Descubre que hábitos te llevan a endeudarte y no lograr el estilo de vida que tú te mereces.

endeudamiento financiero habitos

① Gastar más de lo que ingresas

Si ganas 100 es imposible gastar 120… eso piensas ¿no?, pero no contabas con la deuda. En muchas ocasiones, sin darnos cuenta acudimos a la deuda, para poder comprar aquello que queremos.

Este hecho nos lleva a eliminar poco a poco nuestros ahorros, aumentar nuestro endeudamiento y quedarnos sin fuentes de posible financiación en épocas de verdadera necesidad.

Trata siempre de ajustarte a tus ingresos, y no consumas sin control deuda que tarde o temprano vas a tener que devolver. Nada más detectes que tus gastos se han incrementado, trata de rebajarlos de nuevo por debajo de tus ingresos, para conseguir ahorro y eliminar la deuda que tengas ya acumulada.

② Gastar dinero que no tienes

El acceso fácil a la financiación, nos lleva en muchas ocasiones a comprometer nuestros futuros ingresos, sin aún haberlos generado. Este hecho puede provocar que si fallamos en estos pagos, o acumulamos demasiados, nuestra deuda se desboque.

Trata de evitar la utilización de esta deuda para la adquirir bienes o servicios. En la medida de lo posible, ahorra el dinero que necesitas para su adquisición y no adquieras más deuda.

③ Utilizar deuda en tus compras diarias

La sensación de comprar y pagar más tarde, es muy placentera pero engañosa. Pensamos que al no desprendernos de nuestro dinero en la compra momentáneamente, no hemos incurrido en gasto, pero nada más cierto de la realidad.

La deuda hay que devolverla tarde o temprano, y en muchas ocasiones suele ser temprano. Este hecho provoca que en ocasiones nos encontremos con unos pagos de cuotas de deuda desorbitados, de los cuáles no éramos conscientes de haber generado.

Es por ello que debes intentar pagar en efectivo o al instante, todos aquellos artículos de tu día a día, para que de este modo, no pierdas el control, de en lo que estás gastando tu deuda. Para ello utiliza efectivo o el dinero que tengas en tu cuenta bancaria.

④ Usar deuda cuando tienes dinero

¿Tienes dinero? ¿Por qué pagas con deuda? No somos conscientes, pero el tener dinero en nuestra cartera disponible, tiene un coste. Ten presente, que si no gestionas bien este coste, acabarás pagándolo más caro mañana.

Puedes seguir pagando con deuda los bienes y servicios, siempre que seas muy consciente de lo que realmente estás gastando o comprando. Pero en la mayoría de los casos adquirirás esta conciencia financiera, cuando veas mermados tus ahorros, porque es ahí cuando serás consciente de lo que has perdido.

No dejes acumules deuda, y mientras puedas usa tus recursos económicos, para tener una fotografía realista, de tu verdadero estado financiero.

⑤ La deuda no se paga con deuda

El utilizar por ejemplo tarjetas de crédito para pagar un préstamo, es sólo una huída hacia adelante, aún problema que debes atajar de raíz. Y es que cuando utilizas deuda para pagar deuda lo que realmente haces es esconder la suciedad, debajo de la alfombra.

Pagar deuda con deuda, únicamente se entiende si es para pagar de una deuda con un tipo de interés menor, otra de un tipo de interés mayor, y en estos casos debes de valorar bien el coste de realizar este traspaso.

¿Cuáles son los hábitos que te llevan al endeudamiento financiero?

① Gastar más de lo que ingresas
② Gastar dinero que no tienes
③ Utilizar deuda en tus compras diarias
④ Usar deuda cuando tienes dinero
⑤ La deuda no se paga con deuda