Saltar al contenido

Deudas financieras, ELIMINA lastre, Repara tus Ingresos

El mayor limitador de tus ingresos es la deuda. Es como si fuera un parásito de tus ingresos, que evita que puedas disfrutar al 100% de ellos. ¿Te gustaría saber más acerca de como tratarla y eliminarla? ¡Vamos a ello!

¿Qué es una deuda?

deudas financieras

Básicamente una deuda es dinero que una persona física/jurídica le debe a otra persona física/jurídica. La forma en que esta deuda es recuperada por la parte prestadora, depende del tipo de deuda de la que se trate.

Si en este momento tienes deudas, ve con cuidado, pues en ocasiones puede ser complicado manejarla, si tienes dificultades a la hora de realizar sus pagos.

La deuda va a ser como un lastre que llevarás encima a la hora de intentar conseguir tus objetivos financieros. Cuanta más acarrees más difícil te será conseguir llegar a tu meta.

Afecta directamente a tus ingresos, ya que se alimentará de ellos. Además dependiendo del tipo de deuda que sea lo hará con mayor o menor ferocidad.

Por ello antes de endeudarse, hay que reflexionar mucho, de que manera o porque motivo lo vas ha hacer, pues las consecuencias no se tardarán demasiado en notar.

¿Qué tipos de deuda existen en 2019?

Normalmente la catalogarás de las siguientes formas:

① Deuda buena o deuda mala

La deuda buena no es muy perjudicial, es más la puedes catalogar como positiva. Es aquella que te permite generar más ingresos a tu favor.

Imagina que pides un préstamo personal para realizar una formación con la que podrás posteriormente ofrecer un producto de valor, con el que pagarás la deuda y te generará más ingresos.

U otro ejemplo un préstamo para comprar una casa, con cuyo alquiler se pagará esta deuda y te dejará beneficios. En ambos casos es deuda buena dado que te genera nuevos activos que te generar nuevos ingresos.

La deuda mala es aquella que pagas tú, la que te resta dinero de tus ingresos. Un préstamo para adquirir una casa en propiedad, un coche o el último móvil que ha salido al mercado.

Esta deuda es la que debes evitar sí o sí, sino quieres verte lastrado por su peso, en la carrera por conseguir tus objetivos.

② Deuda asegurada o no asegurada

La deuda asegurada es aquella en la que has comprometido un activo como garantía de la devolución de la deuda. El ejemplo más claro de estas deudas son los préstamos que se solicitan para comprar una casa, pues esta es la garantía.

La deuda no asegurada es la que no esta respaldada por un activo. El más común de todos son las famosas tarjetas de crédito. Pero no pienses que te puedes escapar de rositas si no la devuelves.

En muchos casos esta deuda impagada se vende a empresas de recobro, que te harán la vida imposible para recuperar el pago total o parcial de la misma.

Por otro lado el pago de esta deuda no asegurada, también puede acarrear embargos de tu salario. Por lo que puedes comprobar, que aunque no aseguradas de una forma u otra acabarás pagándola de alguna forma.