Saltar al contenido

TIP #2: Cuéntate Verdad

¿Puede un GPS trazar una ruta, conociendo únicamente el punto destino? Evidentemente, sin un punto de salida le es imposible. Tu vida financiera es igual, si no conoces tu punto de partida, es imposible llegar a tu meta final. Comienza a contarte verdad, y avanza hacia ella, ¿empezamos?

cuentate la verdad finanzas personales financiera salud

① ¿Cuál es mi nivel de endeudamiento?

Partir de un buen nivel de endeudamiento te permitirá tener una base sólida para construir tu economía personal.

Imagínate por un momento que eres rico, y que quieres construir la casa de tus sueños. Solo hay un problema, y es que el lugar perfecto para construir tu casa se encuentra, en un lugar donde existe una roca enorme enterrada.

Si quieres construir unos buenos cimientos, deberás hacer desaparecer esa piedra, de otro modo, tu casa siempre estará en riesgo de caer. El tamaño de esta piedra será tan grande como tu deuda sea.

Así pues, deberás invertir más o menos tiempo en deshacerte de esta piedra, dependiendo del tamaño de la misma. Exactamente como con tu deuda.

② ¿Tengo una buena base de ingresos?

El dinero no es más que un instrumento, un acelerador de tu economía. Si cuentas con fuentes de ingresos recurrentes mensuales, contarás con una mayor velocidad para alcanzar tus objetivos financieros.

Retomando el ejemplo de antes de la vivienda, no es lo mismo intentar eliminar esa piedra enorme enterrada con un simple obrero con un pico, que con 10 máquinas picadoras, turnándose en turnos de 24 horas.

Es por ello que debes saber que flujo de dinero entra en tus finanzas personales, para conocer con certeza el ritmo de funcionamiento de tus finanzas personales.

③ ¿Dispongo de un ahorro acumulado?

No es lo mismo vivir al día, que contar con un colchón de tranquilidad, e inversiones. Si cuentas con ahorro, tendrás la tranquilidad de no precipitarte o poder corregir rápidamente, cualquier decisión económica que tomes.

En nuestro ejemplo el ahorro sería la capacidad de poder contar con la suficiente mano de obra, recursos y materiales, para poder plasmar la casa de tus sueños.

¿Qué la fachada no me gusta? ¡La cambio! ¿Qué falta un vestidor en mi dormitorio? ¡Lo añado! No construyo mi casa con lo que ingreso al mes, sino que cuento con un extra, que me permite seguir avanzando por el camino hacia la casa ideal que imagino.

Conocer el ahorro con el que cuentas en tus finanzas personales, te permitirá tener una magnífica capacidad de maniobra, para disfrutar de una vida económica plena.

④ ¿Estoy protegido contra lo inesperado?

Hay sucesos que se escapan a nuestras manos. Una enfermedad, un incendio, un despido… la lista es larga. No somos conscientes, pero debemos garantizar nuestra economía familiar, para poder seguir disfrutando, de una vida estable.

Continuando con el ejemplo de la casa de nuestros sueños, ¿te imaginas que una vez construida se incendiara? Sería muy frustrante. Además dependiendo de lo invertido en ella, se podría dar el caso de no poder volver a reconstruirla, porque nuestra economía no pudiera permitírnoslo.

Es por ello, que tener cubiertas ciertas áreas de nuestra vida, no supone un gasto, sino una inversión en estabilidad, tranquilidad y seguridad.

⑤ ¿Controlo y planifico mi flujo financiero?

El control de tu flujo monetario es una pieza clave, si quieres saber como te encuentras realmente, financieramente hablando. Una buena planificación y control de tu dinero permitirá que las diferentes áreas de tu vida, se potencien y desarrollen de la mejor forma posible.

Imaginate la casa de tus sueños, totalmente finalizada, te pones a vivir en ella, y resulta que mes tras mes, estás llegando con dificultades a pagar los costes que esta te genera. ¿Te gustaría perderla por este motivo?

Un presupuesto personal o familiar te ayudará a cortar de raíz esa sangría económica. Sabrás quién, dónde y cuándo tu dinero esta llevando, si ese hecho te es beneficioso o no, y te permitirá poner soluciones a cualquiera que sea tu problema.

⓪ Recursos